La joven defensora de la educación para las niñas en Pakistán sobrevivió al ataque Talibán
24 de Octubre, 2012 / Autor: pm_admin

Malala, defensora de la educación de las niñas en su país, fue trasladada el pasado lunes 15 de octubre al Reino Unido después de que resultase herida la semana pasada en su región natal, en Swat (norte de Pakistán).

La joven paquistaní recibió el año pasado el Premio Nacional de la Paz por su defensa de los derechos humanos frente a los ataques de los talibanes que dominaron el valle del Swat hasta 2009.

Malala Yousafzai sólo tenía 11 años cuando comenzó a escribir su blog para la BBC, bajo el seudónimo de Gul Makai, donde relataba sobre su vida en el Valle de Swat, dos años después de que el Talibán llegara al poder y ordenase que las escuelas de niñas cierren.

Cuando la identidad de Yousafzai se reveló, una vez que el Talibán estaba fuera del poder, la joven ganó un premio nacional por su valentía y fue nominada al premio infantil internacional de la paz.

Pese a que no puede hablar por la traqueotomía que se le practicó, el director del hospital, Dave Rosser, dijo que la niña, se comunica con el equipo médico con notas escritas y ya se ha puesto de pie con ayuda del personal del hospital; también adelantó que podrá recuperarse "prácticamente por completo".

El director del centro hospitalario de Birmingham explicó que la bala, que le dejó malherida, entró justo por encima de la parte posterior de su ojo izquierdo, atravesó el cuello y quedó incrustada en los tejidos que quedan por encima del omóplato.

Aunque "todavía no está fuera de peligro", la joven paquistaní "progresa muy bien" según Rosser, y hasta dentro de al menos dos semanas no recibirá cirugía reconstructiva.

A continuación, algunos extractos del blog.

Sábado 3 de enero. Tengo miedo

Tuve un sueño terrible anoche en el que había helicópteros del Ejército y talibanes. Tengo esos sueños desde que se lanzó la operación militar en el Swat. Fui a la escuela con miedo porque el Talibán había emitido un edicto en el que prohíbe que las niñas vayamos a la escuela. (…) Mis tres amigas se fueron con sus familias a Peshawar, Lahore y Rawalpindi después del edicto. (…) Mientras iba a la escuela escuché a un hombre decir "Te voy a matar'. Apuré el paso y cuando miré hacia atrás el hombre venía detrás de mí. Pero, para mi gran alivio, él estaba hablando por teléfono así que debía estar amenazando a otra persona.

Domingo 4 de enero: Debo ir a la escuela

Hoy me levanté tarde, a eso de las 10 de la mañana. Antes de la operación militar solíamos ir de picnic los domingos. Pero ahora la situación es tan mala que no hacemos un picnic hace más de un año y medio. (…) Hoy hice tareas del hogar y jugué con mi hermano. Pero el corazón me latía rápido porque mañana tengo que ir a la escuela.

Lunes 5 de enero: No uses vestidos de colores

Me estaba vistiendo para ir a la escuela y me iba a poner el uniforme pero me acordé de que la directora nos había dicho que no usáramos el uniforme sino nuestra ropa habitual. Así que me puse mi vestido rosa favorito. (…) Más tarde, en la escuela, nos dijeron que no usáramos ropa de colores porque el Talibán no estaría de acuerdo.

Miércoles 7 de enero: Ni fuego ni temor

Vine a Bunaria a pasar Muharram (día de fiesta musulmán). Me encanta Bunair por sus montañas y exuberantes campos verdes. Mi Swat también es muy hermoso, pero no hay paz. En Bunair hay paz y tranquilidad. Tampoco hay fuego ni temor alguno. Todos estamos muy contentos.

Miércoles 14 de enero: Quizás no vaya más a la escuela

Hoy estaba de mal humor mientras iba a la escuela porque mañana empiezan las vacaciones de invierno. El director anunció las vacaciones, pero no mencionó la fecha en que la escuela volverá a abrir. Es la primera vez que ocurre esto. En el pasado la fecha de reapertura fue anunciada siempre con claridad. (…) Mi conjetura es que el Talibán va a prohibir la educación de las niñas desde el 15 de enero. (…) Como hoy era el último día de nuestra escuela, hemos decidido jugar en el patio un poco más.

Jueves 15 de enero: Noche de disparos

Hubo disparos de artillería toda la noche y me desperté tres veces. Pero como no había escuela, me levanté más tarde, a las 10. (…) Hoy leí mi diario escrito para la BBC (en urdu) y publicado en el periódico.

A mi madre le gusta mi seudónimo 'Gul Makai' y le dijo a mi padre, ¿por qué no cambiamos su nombre por el de Gul Makai? A mí también me gusta, porque mi nombre verdadero significa "dolor afligido".

Mi padre me contó que hace unos días alguien le trajo una copia impresa de este diario diciendo lo maravilloso que era. Mi padre sonrió, pero ni siquiera podía decir que eso había sido escrito por su hija.

Fuentes: RRP Noticias/BBC Mundo

Compartir en: